MUESTRA DE ARTE anual

Seguramente cuando un niño hunde su mano en un trozo de masa o cuando dibuja con el dedo sobre un vidrio empañado, nadie puede garantizar que será un artista. Pero lo que si podemos garantizar es que para llegar a ser escultor, pintor o un dibujante tendrá que comenzar garabateando apilando, pintando. Estos primeros pasos de exploración de materiales, permiten al niño hacerse más seguro en su uso.

Va adquiriendo habilidades y mientras lo hace descubre el sentido de cada una de sus acciones.

De a poquito nos preparamos para la muestra, un espacio fundamental donde compartir con todos ustedes nuestras producciones, y sumergirnos en el desafío que nos propone la mirada, y los demás sentidos.

Espectadores y espectadoras, un adelanto.